Se necesitan 10 millones de dólares para llevar el riñón artificial a ensayos clínicos

Lo que comenzó como un proyecto de investigación universitario ahora tiene el potencial de ayudar a cientos de miles de pacientes con insuficiencia renal. Pero el proyecto está superando las fuentes de financiación de subvenciones tradicionales disponibles en la academia. Cuanto más rápido se pueda recaudar esta financiación, más rápido podrá progresar The Kidney Project para los pacientes. Su donación apoya directamente esta investigación que salva vidas. Puede aumentar su impacto iniciando una recaudación de fondos con su familia, amigos o lugar de trabajo.

  • Donación directa a UCSF The Kidney Project

    Acelere la recaudación de fondos de The Kidney Project para desbloquear nuevas fases y reducir el tiempo de los ensayos clínicos.

    ¡Haz un regalo hoy! 
  • Compra en la tienda

    Qué mejor manera de contribuir que comprando productos de The Kidney Project Store para contribuir a la causa al mismo tiempo que defiende y comparte con otras personas cuando usa una camiseta o un sombrero geniales.

    Comprar mercancía 
  • Salsa Barbacoa Mantis

    Inspirado por la enfermedad renal de nuestro hijo y cofundador, Mantis BBQ aporta el 10 % de las ventas a The Kidney Project. Mantis BBQ ofrece una variedad de salsas y condimentos para barbacoa diseñados para mejorar los alimentos en lugar de sabores abrumadores. Deliciosos con cualquier cosa cocinada a la parrilla, ahumador y más, las salsas y condimentos también se pueden usar en salsas, Bloody Mary's, como adobos e incluso en helados.

    Compra tu Barbacoa Mantis 
  • Comienza tu campaña de recaudación de fondos

    Comparta su pasión con su comunidad creando su propia página personal de recaudación de fondos. Es una forma increíble de involucrar a sus seres más cercanos y queridos en la causa de The Kidney Project.

    Dando Juntos UCSF 

Creación de un riñón bioartificial como solución permanente a la insuficiencia renal

El Proyecto Riñón es una colaboración nacional de investigación y desarrollo dirigida por el bioingeniero Shuvo Roy, PhD , en la Universidad de California, San Francisco y William H. Fissell , MD, en la Universidad de Vanderbilt, para desarrollar el primer riñón artificial implantable quirúrgicamente.

El proyecto tiene como objetivo ofrecer a las personas que enfrentan insuficiencia renal una alternativa a la diálisis, lo que permite a los pacientes llevar un estilo de vida más móvil que incluye viajes, una dieta más liberal y alivio del estrés y la incertidumbre de esperar un trasplante.

Diseñado para realizar las funciones críticas del riñón natural, el riñón bioartificial funciona con la presión arterial del cuerpo, sin conexiones externas ni ataduras. Está diseñado para proporcionar un tratamiento continuo, filtrando la sangre y equilibrando los niveles de líquidos y electrolitos las 24 horas del día, y no requerirá medicamentos inmunosupresores.

Donar en la UCSF | Sitio del Proyecto Riñón

El dispositivo es del tamaño de una taza de café.

El riñón bioartificial presenta un hemofiltro compacto, o filtro de sangre, hecho de membranas de silicio semiconductor que son lo suficientemente eficientes como para usar la presión arterial del cuerpo para realizar la filtración, sin bombas ni fuente de alimentación.

El hemofiltro está conectado a un biorreactor que alberga células renales cultivadas que reabsorben sales y agua, regulan la presión arterial y producen vitamina D. Este sistema de dos etapas replica funciones renales clave, como el equilibrio del agua y la regulación del metabolismo, que la diálisis convencional no hace. Al incorporar sensores físicos y bioquímicos, el dispositivo podrá detectar fallas y controlar el flujo sanguíneo, la eliminación de urea y el equilibrio electrolítico.

La información sobre el rendimiento del dispositivo y el estado de salud del paciente se puede enviar de forma inalámbrica al paciente y al proveedor de atención médica.

Salvar vidas está a un clic de distancia.

Apoye el Proyecto Riñón hoy

En los últimos 15 años, el proyecto ha pasado de establecer los fundamentos científicos y los métodos técnicos a demostrar que los mecanismos clave del dispositivo funcionan en animales.

Recientemente, se implantó un prototipo a pequeña escala en un cerdo y produjo con éxito orina durante 3 días. El enfoque de los investigadores ahora está en optimizar las condiciones dentro del biorreactor para permitir que las células permanezcan saludables durante largos períodos de tiempo, además de aumentar el área de superficie de las membranas para que el dispositivo tenga la capacidad de tratar a un paciente humano.

Los líderes del proyecto estiman que una vez que se asegure la financiación necesaria, la tecnología estará a 3 o 4 años de ser probada en un ensayo clínico.

1 de 5

KidneyX Phase II Winner

Immunoprotective Bioreactor for Kidney Cell Encapsulation. This device mimics the native kidney’s nephron architecture by combining a mechanical hemofilter with a biologically inspired bioreactor

Read More